Nuevas obligaciones tributarias de las comunidades de propietarios

Como en tantas ocasiones, la venida del nuevo año trae consigo nuevas obligaciones tributarias. A partir del 1 de enero de 2014, las comunidades de propietarios tendrán que preocuparse un poco más de la declaración a Hacienda de determinados gastos, aumentando así la utilidad de contar con competentes administradores de fincas. La nueva normativa introduce novedades para combatir el fraude fiscal en pos de una reducción del agujero deficitario en el que se encuentra sumido el Estado.

Obligaciones de las comunidades de propietarios

Como principal novedad, el Real Decreto 828/2013 obliga a tributar por los pagos realizados a terceros siempre que los mismos superen los 3005,06 euros. Hasta el momento, solo tenían que hacer frente a esta obligación tributaria las comunidades dedicadas principalmente a las actividades empresariales y profesionales.

Exenciones en la nueva normativa tributaria

Existen también una serie de exenciones según la tipología de pagos de la comunidad. Por ejemplo, como se deduce de lo anterior, las comunidades cuyos pagos a terceros no superen la cifra de 3000 euros no están obligadas a declarar. Asimismo, también se verán exentas de esta novedad aquellas comunidades que estén adheridas al régimen de atribución de rentas en el IRPF.

No obstante, las exenciones más importantes son aquellas que tienen que ver con los consumos de la comunidad de propietarios que a grosso modo consisten en el suministro de electricidad, el suministro de combustible, el consumo de agua, el abono de los seguros que dan cobertura sobre las zonas y elementos comunes, así como los gastos suntuarios de limpieza y mantenimiento.

Mínimos en las comunidades de propietarios que reciban subvenciones

Para aquellas comunidades que estén recibiendo subvenciones, la ley introduce la eliminación del límite mínimo excluyente de 3005,06 euros en la declaración de todas las subvenciones otorgadas por cualquiera de las administraciones públicas.

Es muy importante recordar que toda comunidad que no tenga saldadas sus obligaciones fiscales con Hacienda no podrán acceder, por ejemplo, a las subvenciones para rehabilitación de fachada y y otras de similares características. El Consejo General de Colegios de Administradores de Fincas se congratula de la introducción de estas nuevas medidas fiscales para luchar contra el fraude.

Una forma de luchar contra el fraude

Según este colectivo, gracias a la modificación de la Ley se defienden mejor los intereses de los propietarios. Al mismo tiempo, una mejor lucha contra el fraude hará incrementar la recaudación del Estado y contribuir de esta forma a la reducción del déficit estatal.

Esto supone, por otra parte, una mayor necesidad de instrucción en obligaciones tributarias por parte de las comunidades de propietarios o, sencillamente, contratar administradores de fincas.

[maxbutton id="4"]

Los comentarios están cerrados.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies