Cuidado con lo que tiras a la basura

En la basura casa cosa en su lugar

Surgen en la prensa escrita como una noticia curiosa, casi de chascarrillo, que suele narrar con desparpajo los encuentros fortuitos que las empresas adjudicatarias de limpieza y tratamientos de residuos urbanos hallan entre los restos de nuestras basuras. Ya no sorprende encontrar entre bolsas de basura animales domésticos, en su mayoría muertos, que antes de llegar al contenedor de basura eran mascotas familiares. Entre los animales encontrados en la basura se pueden enumerar a tortugas, roedores diversos, gatos o perros. Sin duda lo más “escalofriante” de encontrarse en el contenedor de basura de una gran ciudad son los restos inanimados de animales que por sus características o tamaño no es habitual que convivan en los hogares de la ciudad. Entre ellos destacan caballos, cabras, zorros, serpientes, iguanas e incluso de ha dado el caso de encontrase en la basura una avestruz.

Depositar animales muertos en la vía pública o en los contenedores de basura supone una infracción muy grave en determinados municipios, pero ante todo al hacerlo se está poniendo en peligro la salud pública. Para la retirada de los cadáveres de animales muertos la opción adecuada es acudir al veterinario, el cual indicará dónde y cómo proceder.

Otras cosas que se tiran mal a la basura

Siguiendo con la tónica de tirar lo inservible existe la creencia que en el contenedor de basura se pueden depositar sin miramiento alguno aparatos eléctricos, electrónicos e incluso electrodomésticos de gama blanca. Pues nada más lejos de la realidad. Todos los electrodomésticos, aparatos electrónicos o eléctricos contienen sustancias que son muy peligrosas para la salud y que además de afectar a las personas afectan al medio ambiente.

A priori abandonar en la calle un electrodoméstico es ya una acción punible pero aún lo es más si para deshacerse de dicho residuo se opta por desmenuzarlo, romperlo y echar los restos al contendor. Se da el caso de, por ejemplo, tubos fluorescentes o bombillas de bajo consumo que contienen vapores de mercurio que son muy peligrosos y altamente tóxicos.

Residuos RAEE al punto limpio

RAEE son las siglas de los Residuos de Aparatos Eléctricos y Electrónicos. Para este tipo de residuo existen los puntos de recogida autorizados, los llamados puntos limpios, e incluso los establecimientos que venden ese tipo de aparatos eléctricos están obligados a recoger esos residuos cuando se adquieran nuevos productos de semejantes características. No hay que olvidar tampoco que aunque consideremos que un aparato ya no cumple con su función y decidamos adquirir otro puede que en condiciones adecuadas pueda ser reparado y reutilizado colaborando de esta manera a la protección del medio ambiente.

¿Y tú qué es lo más curioso que te has encontrado en la basura?

[maxbutton id="2"]

Los comentarios están cerrados.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies